martes, 24 de abril de 2018

El Carro de Combate AMX-30


El carro de combate AMX-30 fue diseñado por GIAT, inicialmente entregado al Ejército francés. Sus diseñadores sacrificaron el factor protección para incrementar su movilidad. Los ingenieros franceses creían que se habría requerido demasiada armadura para protegerlo contra las últimas amenazas contracarro, reduciendo así la movilidad del carro.

El blindaje cede la prioridad a los aspectos más fundamentales en la doctrina de guerra de blindados de esa época, en este proyecto fueron claves la velocidad, poder de fuego y dimensiones compactas del vehículo, incluyendo una altura de 2.28 m.

Es el resultado de las especificaciones francesas para el nuevo carro de Combate Principal de Batalla (MBT), luego del fracaso del proyecto AMX-50, el cual debía reemplazar a los carros de diseño norteamericano en servicio en el Ejército francés. Al igual que los alemanes en el mismo periodo, los franceses se adhirieron a la teoría de que incluso los vehículos más pesados no podrían hacer frente a las nuevas armas anticarro, y que por lo tanto la mejor forma de defender los carros era mejorar su maniobrabilidad.

Debido a los problemas causados por la transmisión, en 1979 el Ejército francés comenzó la modernización de los lotes de carros al estándar AMX-30B2, lo cual incluía una nueva transmisión, un motor mejorado y la introducción de nuevas aletas estabilizadoras en sus proyectiles, entre otras mejoras. La producción de los AM-30R sistema de cañón antiaéreo y el lanzador de misiles nucleares tácticos Plutón, y un lanzador de misiles superficie-aire entre otros.

El cañón esta constituido por uno de 105 mm. y otro de 20 mm. montado de manera coaxial, además de una ametralladora de 7,62 mm. en la cúpula del comandante., el de 20 mm. su elevación de 40" puede atacar aviones y helicópteros en vuelo bajo, y el cañón proyectiles HEAT, HE, fumigenos e iluminantes. También puede utilizar un proyectil tipo APFSDS cuya velocidad inicial es de 1525 m/seg, capaz de perforar ángulos de 60º corazar de 150 mm. a 5.000 m.
El AMX-30 se fabricó en Francia y fue producido en España bajo licencia de Santa Barbara Sistemas de Defensa, de el se han derivado varias versiones.

El Ejército francés, como todas las fuerzas terrestres europeas, ha dado siempre la mayor importancia al carro de combate para constituir la armazón de sus divisiones blindadas.
El decenio de 1950-59 tuvieron lugar largas discusiones entre representantes de los diversos países miembros de la OTAN para llegar a una definición común del carro de combate, sobre el orden de prioridad de los tres factores principales que determinan el valor de un carro, potencia, movilidad y protección. Los respresentantes de las potencias continentales clasificaron los tres factores en este orden, pero los británicos decidieron respetar  la tradicción, su fórmula habitual, potencia, protección y movilidad.


Como los británicos se retiraron de las negociaciones, las realizaciones comenzaron en un marco tripartito, Alemania, Francia e Italia. Se acordó que los alemanes y franceses pondrían a punto independientemente un prototipo que respondiera a las exigencias del programa elaborado, y que, el mejor de ellos, sería elegido el carro europeo de combate. Después de múltiples visicitudes, Francia y Alemania decidieron desarrollar sus propios proyectos que eran, respectivamente, el AMX-30 y el Leopard.

Progresivamente, todos los ejércitos se inclinan por las fuerzas blindadas; el los teatros de operaciones, cada vez menos saturados de efectívos, la capacidad de maniobra toma un aspecto prioritario y su éxito depende, esencialmente, de la movilidad, de la potencia de fuego y del efecto de choque. Precisamente son éstas las características principales del ejército blindado. Por otra parte el arma nuclear constituye una amenaza que pende constantemente en el campo de batalla, en donde su empleo sólo dejaría una razonable esperanza de supervivencia a las unidades blindadas, protegidas por su coraza. El éxito de tales acciones de fuerza reposa en la utilización masiva de los carros.

El combate entre carros es esencialmente un duelo entre armas cada vez más potentes, concebidas para tirar rápidamente en todo terreno. Se trata de destruir al enemigo, basado en el blanco con el máximo de proyectiles y el mínimo de tiempo. Este objetivo sólo puede conseguirse mediante la rapidez y la potencia. Entendemos por rapidez, la progresión acelerada, la cual constituye la mejor de las protecciones y proporciona la ventaja de la sorpresa en la prontitud en la reacción y el tiro, que determina la superioridad sobre el adversario. En cuanto a la potencia, ésta se obtiene con la entrada en acción del máximo de carros, condición esencial para la destrucción del enemigo.


CARACTERÍSTICAS DEL CARRO DE COMBATE AMX-30

PESO: total del carro listo para la marcha, lleno de combustible y equipado, 34 ton. y listo para el combate como el anterior pero con tripulación y munición, 36 ton.
DIMENSIONES: longitud total, cañón hacia adelante, 9,48 m. cañón hacia atrás, 8,70 m.
longitud del chasis, 6,59 m.
ANCHURA: 3,10 m. ALTURA: hasta el techo de la torreta, 2,28 m.
ARMAMENTO: cañón, 105 mm. modelo F 1 semiautomático de carga manual. Calibre y longitud del tubo, 56 calibres. (105 mm.), ametralladora ligera antiaérea cercana al cañón de 7,62 mm.
MUNICIÓN: 50 proyectiles (22 en la torreta y 28 en el depósito delantero del chasis).

Perforación neta de los blindajes, (distancia del objetivo)......... de 5 a 3.000 metros.
MOVILIDAD: Velocidad en carretera, máxima, 65 km/h., media de 50 km/h. autonomía en carretera, 500-600 km. en el combate, 18 horas.
TRIPULACIÓN: 4 soldados, jefe de carro, tirador, conductor y auxiliar.
POTENCIA/PESO: 20/hp/t.
Además posee numerosos aparatos ópticos, periscopios, lentes de tiro, binocular de observación, telémetro, etc. y posee una cúpula que proporciona al jefe de carro que el sistema dirige el tiro una visibilidad panorámica total y puede apuntar el cañón automáticamente en la dirección del objetivo sin que cese su observación.
El AMX-30 puede franquear vados de 1,30 m de profundidad, e incluso de 4 m. con un sonorkel (tubo que sirve para suministrar aire) y bien protegido contra los NBQ, además el blindaje del carro asegura su protección contra el efecto del calor, y el filtrado del aire protegen a la tripulación contra la ingestión de productos tóxico o radiactivos.

En resumen, la movilidad del carro permite su utilización a plena potencia, ya sea en el campo de batalla o para desplazamientos estratégicos.
Los primeros carros que llegaron a España fueron los de la Bakali de La Legión, llegaron pintados con una pintura infrarroja color arena con un tono rosáceo durante su permanencia total en el Sahara, incluso cuando llegaron a la Península.


 El AMX-30 tenía una buena torre, pero siempre dio problemas con el embrague, caja de cambios y sistema de refrigeración, por lo que desde el principio se sometió a unos programas de modernización cambiando principalmente la transmisión, motor y dirección de tiro, con varios prototipos que finalmente dieron lugar a las versiones AMX-30 EM1 Y EM2, muy superiores al inicial.


Eured.cu/AMX-30
Cubagob.cu
General Jean Marz Loff (r) de la Revista Internacional de Defensa, Abril de 1971, nº 57.
Ejército de Tierra español.







No hay comentarios:

Publicar un comentario